Generación de valor Juan Barrera

Juan Barrera, el jugador de Oro. Biografía. (Primera parte)

Primer tiempo. Los primeros pasos.

-Hola, me llamó Juan Barrera
-Gusto de conocerte, soy el señor fútbol”.

Si fuera una plática entre dos personas que recién se conocen, sería el diálogo con el que Juan Barrera descubrió el fútbol. Ese momento, el instante preciso, en el barrio Los Hermanos Zamora en Ocotal, donde ese esférico de gaucho se convirtió en su aliado de por vida e inició la historia del mejor jugador del balompié nicaragüense.

Juan Barrera de niño. Fotografía cortesía de la familia de Juan Barrera.

Muy pocos saben que el jugador de la Azul y Blanco es el menor de cuatro hermanos y el hijo mellizo de la familia. Barrera, el chaval norteño que corría sin parar por las calles del pueblo, nació el 02 de mayo de 1989, solo cinco minutos después de su hermana Suleyka.

Hijo de Juan Ramón Barrera y Karla Pérez, el pequeño Juancito destellaba mucha energía en casa, sobre todo con su hermana a quien le hacía bromas constantemente. No había día que doña Karla gritara el nombre de su hiperactivo niño.

Juan Barrera en traje típico nacional en un acto escolar. Fotografía cortesía de la familia de Juan Barrera.

Barrera, apenas y recuerda su niñez en Ocotal, muy alejada de lujos, bajo el techo de tejas y paredes de ladrillos, sus memorias con el balón en la infancia llegan a su mente como fotografías frescas, tal si fuesen tomadas al instante.

-“No tengo muchos recuerdos del barrio donde nací, pero si recuerdo a mi hermano Eddy jugar, fue en ese momento que conocí el fútbol y supe que quería ser jugador”.

A mediados de la década de los noventa, los problemas económicos, obligaron a la familia Barrera a buscar nuevos horizontes. Con solo cinco años, el niño de cabello negro azabache, tomó la mano de su madre y emprendió su camino a Costa Rica, lo que significaría para Juan un cambio rotundo en su vida, pero sobre todo el lugar donde fortalecería sus bases de aprendizaje en el fútbol.

El balón seguía rodando en sus pies y se perpetuó en la mente y corazón de Barrera. En el barrio Guadalupe de Alajuela, Barrera aprendió a amar más el fútbol, era vivir en un país donde este deporte es una parte cultural que corre en las venas de sus habitantes.

Sin mucho éxito, el papá de Barrera quería que practicara baloncesto como lo hizo en su juventud. Le compraba balones para que encestara al aro, pero no había reparos, Barrera había nacido para el fútbol y se enamoró irremediablemente.

-“Fue como cuando conoces a tu primera novia, y tratas de seducirla, más o menos fue así con el fútbol, me sedujo y nunca lo dejé”.

Para Juan, su pasión por el fútbol no solo funcionaba para propósitos deportivos, también lo miraba como una forma de canalizar su demasiada hiperactividad.

-“En el Kinder la profesora siempre decía que era demasiado hiperactivo, pero yo era caso perdido porque solo era jugar fútbol, jugaba con latas, con bolas de papel, con las cajas de jugo vacía, para mí todo servía como balón”.

Doña Karla, en busca de una solución para controlar la intensa energía de su hijo, decidió no nadar en contra de la corriente, y hacerle caso al doctor, dejar que el niño jugará fútbol. Poco después los padres de Barrera lo integraron en la academia de la Liga Deportiva Alajuelense, pero con una condición.

-“Me prometieron meterme a la academia de la liguilla, pero si me portaba bien y sacaba buenas calificaciones”.

Tenía siete años cuando Juan ingresó a la escuela de fútbol, y también fue la primera vez que entró en un estadio aglomerado de fanáticos para ver el clásico entre el Deportivo Saprissa y Alajuelense. Un poco atemorizado por los gritos y saltos de la afición, el pequeño nica visualizaría su futuro en este deporte y trabajaría para cumplirlo.

Juan era feliz en el campo de juego. En la liguilla infantil se destacaba por su habilidad y pericia con el esférico, pero más allá de eso, su olfato goleador cultivado y afinado por entrenadores de la academia de la Liga Deportiva de Alajuelense, lugar en el que Barrera edificó cimientos para ser un jugador de alto calibre.

Entrenamientos en la playa, el campo, gimnasio, bajo el sol, la lluvia, eran parte de la rutina de Barrera, principalmente cuando empezó a foguearse en el equipo élite de la escuela deportiva.

-“Cuando estaba en el equipo élite de la academia, tenía nueve años, ya uno empieza a medirse con jugadores de once, y los entrenamientos se hacen más pesados y constantes”.

Cuando parecía que nada podía ensombrecer el sueño de Barrera, llegó el momento para despertar. A los quince años, recibió una noticia que lo golpeó emocionalmente y también su futuro en Alajuela. Sus padres anunciaron su separación.

-“Creo que ha sido el momento más difícil de asimilar en mi vida, ningún hijo quiere que sus padres se separen. Para mí fue una noticia que movió todo en mi vida

La separación, significó el regreso de Barrera a Nicaragua y fue una realidad impactante. Luego de estar muchos años en una academia, viviendo en un país de cultura e infraestructura futbolística, Juan se miró en el limbo de la adaptación, renuente a creer que volvería a jugar en las calles, solo con dos piedras y un balón desinflado.

Había retornado a su país natal, con mucho pesar, pero sus deseos de seguir jugando eran más fuertes y estaban más latentes que nunca, porque su mente estaba fortalecida y sus pies llenos de velocidad e ímpetu para hacer goles. Para Juan no habría barreras y empezaría a surgir una leyenda.

Espera la 2da parte de esta entrevista próximamente en SportStudio23.com.

SportStudio23 es la primera agencia especializada en consultorías en gestión deportiva, y propietaria de los derechos comerciales para Juan Barrera y la marca JB11. Entrevista producida por Loanny Picado para SportStudio23.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s